EL MEJOR ES CAMPEON

Los grandes son grandes, entre otras cosas, porque saben ganar. Esta noche en Lisboa, el Bayern Munich deorrotó 1-0 al París Saint-Germian con un solitario gol de Kingsley Coman y le demostró a los franceses que a pesar de los más de mil millones de euros que han gastado desde la llegada de Nasser Al-Khelaïfi, aún no son parte de la élite europea, esa élite que sí ha ganado la Champions.

El PSG pudo haber abierto el marcado al minuto 18 por conducot de su más grande figura: Neymar; sin embargo, Manuel Neuer demostró porque ha sido uno de los mejores arqueros de los últimos 10 años y realizó una gran atajada con las piernas para evitar la caída de su marco. Seis minutos más tarde, Kylian Mbappé puso un gran pase para Ángel Di María, pero el disparo del 'Fideo' dentro del área salía por encima del travesaño bávaro.

Nos fuimos al descanso con el marcador sin goles y con la sensación de que para el segundo tiempo no había un claro favorito para levantar 'La Orejona'.

Sin embargo, en la segunda mitad el cuadro alemán decidió dar un golpe de jerarquía al 59'. Joshua Kimmich mandó un centro al área que fue cabeceado por Kinglsey Coman, quien con un sólido remate abrió el marcado en una jugada en la que el tico Navas no tuvo oportunidad alguna de detener el balón. Un par de atajadas máas de rutina para Neuer y llegamos a los minutos finales. En tiempo de compensación, Neymar Jr. y Mbappé se combinaron para dejar a Choupo-Moting con la oportunidad de vestirse de nuevo de héroe como contra el Atalanta, pero ahora el camerunés no se puso la capa y su pie no alcanzó a impactar el tiro-centro de Neymar.

Al final, los franceses no lograron incluirse en ese selecto club del que tanto han buscado ser parte; mientras que el Bayern obtuvó su séptima Champions, con lo que rebasó al Barcelona en títulos de UCL.

En el video se podra ver un resumen del partido jugado en Lisboa

 
El inicio no pudo haber sido más impactante, ya que al minuto de juego el árbitro Damir Skomina sancionó un penal a favor del equipo de Jürgen Klopp por una mano de Moussa Sissoko en el área que cortó un centro de Sadio Mané. Fue el futbolista egipcio Mohamed Salah, el mismo que la temporada pasada tuvo que salir del césped por una lesión en el hombro y vio la derrota desde el vestuario, transformó el penal en gol. Iban tan solo en dos minutos de partidos los Reds ya estaban en ventaja.
 
Tras el gol tempranero de Salah, ambos equipos empezaron a ejecutar sus planes. Los Spurs intentaron atacar desplegando a sus laterales, Kieran Trippier y Danny Rose, y generando espacios en el centro con la movilidad de Dele Alli, Christian Eriksen y Heung-Min Son por detrás de Harry Kane, que volvió al equipo titular. En tanto, los de Klopp apelaron al poderío del tridente Salah-Firmino-Mané, con el apoyo de los interiores, Wijnaldum y Henderson.
 
 
En las salidas del Tottenham, el Liverpool apostó a cercar el perímetro de Winks y Sissoko para que eviten conectar con el surcoreano Son, el jugador más desequilibrante del elenco del norte de Londres. Al recuperar el balón, los Reds eligieron salir con balones largos para que Mané y Salah exploten los espacios, pero sin demasiado éxito.
 
El Liverpool logró ganar la Liga de Campeones que no obtenía desde 2005, con lo que se convierte en el tercer equipo más ganador de la competición con seis trofeos: 1977, 1978, 1981, 1984, 2005 y 2019. 
 
Los aficionados del Liverpool no vieron el poderío ofensivo del partido de la semifinal, en el que lograron una histórica remontada frente al Barcelona de Lionel Messi. Pero hoy, lograron detener al conjunto de Mauricio Pochettino, que por primera vez llegó a una final de la Liga de Campeones. 
 
Con la Liga Premier perdida pese a la excelente temporada que hicieron, el Liverpool sanó las heridas y al final los jugadores escucharon esta noche al Wanda Metropolitano cantando: "You'll never walk alone".

FICHAJES DEL MERCADO EUROPEO

 

Buscar en el sitio

Contacto

Mundo Fútbol www.mundofutbol.net
Twitter: @elmundofutbol
Facebook: Mundo Fútbol TV
Youtube: Mundo Futbol TV
Instagram: mundofutbolnet